El viaje soñado


Si acaso dormimos, somos somnolientos,
Y si despertamos, estamos en sus manos.
Si llegamos a las lágrimas, somos su nube llena de gotas de lluvia.
Y si reímos, somos su relámpago en ese momento.
Y si nos enojamos y peleamos, es por el reflejo de su ira.
Si alcanzamos la paz y el perdón, somos el reflejo de su Amor.
¿Quiénes somos en este mundo tan complejo?
RUMI

Capítulo 1

Voy a proponer lo siguiente: soñando que el Valle del Cauca iniciara una transformación hacia el turismo, voy a elaborar un itinerario de viaje (hipotético) que ofrezca un paseo por el Río Cauca:

Nuestra agencia de viajes: El viaje soñado se complace en presentarle nuestra exclusiva oferta: el viaje de los sueños. Turistas de diferentes partes del mundo esperan reservas para poder venir al Valle del Cauca a conocer los procesos de transformación que han hecho de nuestro territorio un Valle de las oportunidades. La aventura inicia en el Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón donde los recibirá el historiador-guía, que los llevará al viaje de sus sueños. Aquí inicia su aventura:

Como abre bocas de este viaje soñado lo vamos a llevar a visitar la ciudad antigua de Palmira. En esta va a conocer el café donde el padre de Jorge Isaacs negoció la finca "La Manuelita" con el señor Eder quien a futuro montara el primer ingenio en producir azúcar refinada en Colombia. Jorge Isaacs es según Jorge Luis Borges uno de los principales expositores del romanticismo en América Latina. En este punto le obsequiamos una panelita que contiene dentro un código con el cual va a poder ver en su celular una síntesis de la historia escrita por Jorge Isaacs.

Después de caminar una noche por nuestra ciudad antigua y hacer un paseo en una de nuestras victorias, al día siguiente lo vamos a trasladar a la ciudad de Cali donde va a conocer la casa restaurada donde nuestro renombrado escritor culminó los últimos capítulos de la novela: Maria. En esta casa hoy en día funciona un Museo de la ciudad en donde se pueden contemplar las obras de arte de los principales artistas emergentes. El tema principal es el cruce de lenguajes entre la literatura, la música, las artes visuales, la gastronomía y el baile. De esta manera en esta casa de estilo Vallecaucano usted podrá deleitarse con una muestra de lo más autóctono de nuestra región. Un grupo coreográfico le hará la puesta en escena de una pieza de música, baile, video proyecciones y gastronomía que lo trasladará a los orígenes de la salsa con una fusión contemporánea. Nuestro visitante acaba de apreciar una obra de arte dividida en 5 experiencias: música, comida, baile, video performance y realidad aumentada, donde se recrearon algunos momentos en los cuales el escritor seguía presente en la casa.

Al finalizar la presentación nos trasladaremos al inicio de nuestro recorrido, señor viajero, usted debe tener aguante para las caminatas, porque vamos a iniciar el camino de Santiago... sisi, así como lo oye, este es el camino de Santiago de Cali. ¿Preparados? ¿Listos? ¡Aquí vamos!

Para aprovisionarnos bien de todo lo que necesita nuestro recorrido, después de la casa de Jorge Isaacs nos fuimos para el Mercado de la Alameda, allí compramos manzanas, granadillas, naranjas, bananos y bocadillos para la caminata del día siguiente. Almorzamos cazuela de mariscos o sancocho de pescado y de allí directo al hotel.

Durante la noche y para ir preparando el recorrido del día siguiente vamos a comer en la Gastroteca, un Restaurante que queda justo a la orilla del río Cali. Allí mismo y en una agradable cena al lado del río nuestro viajero pudo visibilizar la obra de arte de Oscar Muñoz que proyecta imágenes sobre el río. Así logró conectar el arte con los procesos de transformación que ha vivido este invaluable patrimonio ambiental de los Caleños. En el momento de la presente visita el río Cali está totalmente descontaminado, se puede bajar a beber agua de él y conectar con otras personas que respetuosamente se acercan.

Al día siguiente a las 6 de la mañana estamos en la entrada del zoológico de Cali. Inicia nuestro recorrido caminando sobre los locales de artesanías y productos típicos de la región y arrancamos. Inicialmente tenemos una introducción de lo que representa los Farallones de Cali para la ciudad. Estos farallones son el punto de confluencia geográfica de Cali con diferentes ciudades de América Latina hasta Chile. Los indígenas consideraban las montañas divinidades, se llamaban Apus y por lo tanto había que adorarlos. Para muchos sabios y místicos del mundo el eje espiritual global se trasladó del Tíbet a la cordillera de los Andes.

La ruta continúa por el zoológico y avanza por el barrio Santa Rita, El Peñón, el Hotel Intercontinental. A lo largo del recorrido hay una serie de locales y pasajes comerciales donde se puede conocer de la gastronomía, el folklore y las artesanías de los 42 Municipios del Valle del Cauca. Antes de llegar al boulevard del río Cali hacemos una primera parada donde el guía nos explicará el proceso que tuvo que hacerse para la recuperación total del río. En este momento el agua del río Cali es tan cristalina que no solo nos podemos mojar las manos en él, sino que además también es posible beberla. Para ello se necesitó hacer un trabajo importante con la comunidad de los Farallones y las viviendas de Cali. En este momento la totalidad de las viviendas de la ciudad envían sus desechos a una planta de tratamientos de residuos que a su vez permiten hacer diferentes tipos de combustibles. Se ha hecho un trabajo integral entre las Secretarías de la Alcaldía, la Gobernación y las entidades ambientales que ha permitido reducir los niveles de toxicidad de los desechos de las viviendas mediante programas de ingeniería, ambientales y alimentarios que han permitido reducir los vertimientos al río y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Continuamos nuestro recorrido pasando al Boulevard del Rio Cali, en este punto nos remitimos a la obra del maestro Tejada y conocemos también el trabajo que han venido haciendo mosaiquistas de la Asociación Lapapaya.org. Avanzamos hasta conocer los restos arqueológicos del Boulevard.

Allí vamos a hablar un poco de historia de América Latina. Pese a que durante algunos años los libros de historia nos engañaron afirmando que nuestra cultura proviene de Europa y que fuimos descubiertos, en realidad estos restos arqueológicos, que además se pueden relacionar históricamente con Machu Pichu, las líneas de Nazca, Cuzco, los petroglifos de Jamundí son una fiel muestra de nuestra historia pre colombina.

A América llegaron 3 migraciones asiáticas previas a la llegada de Cristobal Colón lo cual fundamenta una visión de la historia particular y única. Paso seguido vamos a hablar del estilo propio del Valle del Cauca: el vallecaucanismo:

La pregunta que se le hace a los turistas en este lugar es ¿Cual creen ustedes que es el estilo arquitectónico de la ermita y cual creen que es el estilo arquitectónico del edificio de Coltabaco? Algunos dirán que Coltabaco es árabe y la ermita es gótica. La respuesta es que ni lo uno ni lo otro, ambos son estilos propios y característicos del Valle del Cauca. Lo más singular del Valle del Cauca es el uso de influencias de diferentes partes del mundo y que acá se vuelven propias, lo mismo que se hizo con estos dos edificios se ha hecho con la torre mudéjar, la salsa, el gótico y el neoclasicismo.

La idiosincrasia de los Vallecaucanos es enamoradiza, esto hace que nos asociemos con facilidad de las influencias de afuera y que rápidamente lo desechemos. Esta actitud hace que construyamos una iglesia gótica en el mismo tiempo cronológico con el cual en Europa se construían edificios modernos. En la misma época en la cual se construía con estilo árabe el edificio de Coltabaco en España hacía más de 400 años se habían expulsado definitivamente a los árabes.

En este punto vamos a visitar dos edificios históricos importantes, el primero de ellos es la torre mudéjar de San Francisco y el segundo es el complejo arquitectónico de “La Merced”.

Entrando por el paseo Bolívar contamos la historia del puente Ortiz y continuamos hablando de historia. Las plazas cuadradas son una referencia histórica al renacimiento italiano y las influencias clásicas traídas por sabios y filósofos procedentes de Estambul.

Llegamos finalmente al complejo arquitectónico de San Francisco donde nos remitimos a la conquista y el momento en el cual las ordenanzas de España crearon las órdenes clericales y les encomendaron el resguardo de los indígenas. En aquella época era prohibido que los moros (árabes) vinieran a américa. Cuenta la leyenda que a Cali llegó un árabe escondido y construyó la torre en representación de su amor por una cristiana. Para leer más en detalle esta historia puede revisarla en la novela El diario de Polka.

Posterior a esta visita vamos al complejo de “La Merced” lugar donde Sebastián de Belalcázar funda la ciudad y se da la primera misa. En este punto contaremos la historia de la virgen del Saladito. En el año 1580, cuarenta años después de la fundación de la ciudad el padre Miguel de Soto recibió una visita de indígenas quienes le contaron de una virgen similar a la que el padre adoraba en su convento. El padre no creyó, aunque finalmente terminó acompañando a los indígenas donde encontró en las montañas, cerca del rio Anchicayá, Raposo y Dagua una virgen de poco más de un metro, una sola pieza de virgen y el niño. Decidieron bajar la imagen y ponerla en la iglesia.

Al siguiente día desapareció y tuvieron que volver a traerla. En esta ocasión hicieron un pedestal para ella, con esto finalmente se quedó y hoy es contemplada por miles de devotos que vienen a buscar los beneficios de la divina madre.

En este punto culminamos una primera parte de nuestro recorrido.

Mañana espere la segunda parte de este viaje.


¡Feliz día!

Felipe Velásquez

Arquitecto

1